Conscientes de la difícil situación que afronta ahora el transporte, especialmente los canarios, JSV ha decidido reducir lo máximo posible el coste del confirming para que puedan disponer del dinero en el momento en el que lo necesiten, al menor coste financiero.

La compañía quiere que, de este modo, las empresas «puedan centrarse en su actividad sin preocuparse por los cobros, que quedan así totalmente garantizados”, como asegura la directora general del grupo JSV, Sonia Herzog, precisamente en un momento en el que el transporte y la logística son servicios críticos para que se mantenga el abastecimiento de productos de primera necesidad a la población.

Así mismo, la compañía se se había empezado a preparar con antelación a la declaración del estado de alarma, con el fin de seguir prestando sus servicios y respondiendo satisfactoriamente al pico de demanda que se produjo desde Canarias.

Para ello han aplicado planes de contingencia en sus seis delegaciones, de tal modo que que el 100% de su plantilla de  oficina esté teletrabajando, mientras que para el resto del personal se han fijado estrictos protocolos de seguridad, específicos a cada tipo de instalación, en consonancia con las recomendaciones de las autoridades sanitarias.