Astudillo se incorpora como responsable del centro de G3 Logistics & Tech en la localidad de Llissá de Vall, en las proximidades de Barcelona. Estas instalaciones son, junto con la central de Madrid y Sevilla, claves para el desarrollo de los servicios del operador en España.

El centro de la compañía logística cuenta con más de 4.500 m2 de superficie de nave y dispone de una plantilla de casi 30 personas que realizan labores logísticas para clientes de sectores industriales y tecnológicos.

Nacido en San Sebastián hace 45 años, casado y con dos hijas, el nuevo director de la plataforma de Barcelona es ingeniero técnico en Organización Industrial. Acumula más de 15 años de experiencia profesional en el sector logístico en Cataluña, tanto en empresas de distribución como de almacenaje.