El actual presidente de la Autoridad Portuaria de Alicante, José Joaquín Ripoll, será relevado este viernes en su cargo por el actual director de la entidad, Juan Ferrer, según ha anunciado el presidente de la Generalitat Valenciana.

Fabra ha apuntado, al respecto de la sustitución del presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia Rafael Aznar, que será «más adelante».

La sustitución de Ripoll era una decisión de Fabra, que fué quien le designó para el cargo. El todavía presidente portuario está imputado por cinco delitos, como son los de cohecho, fraude, tráfico de influencias, revelación de información privilegiada y actividad prohibida a funcionarios, relacionados con su etapa al frente de la Diputación de Alicante.

El sustituto propuesto por el presidente valenciano, Juan Ferrer, asegura un perfil técnico al frente de la presidencia del puerto. Ferrer, ingeniero de caminos, canales y puertos, lleva en la dirección de la Autoridad Portuaria alicantina desde 2004 y ha visto pasar a cuatro presidentes distintos.

Anteriormente, entre 2001 y 2004, fue director general de Puertos y Costas de la Comunidad Valenciana, cargo al que accedió tras gestionar una consultoría dedicada al desarrollo portuario durante casi tres décadas.

En estos últimos días, se habían producido reiteradas manifestaciones, por parte de diferentes responsables políticos del gobierno valenciano, en el sentido de que la renovación en ambos organismos competía al Ministerio de Fomento y a la Generalitat.