En 1956 Jungheinrich fabricó la primera carretilla retráctil. Más tarde, la carretilla se acortó para ocupar menos ancho de pasillo entre las estanterías y, además, se mejoró la estabilidad de la conducción a la vez que se redujo el peso de los contrapesos. Y en 1957 la ‘Retrak’ estaba disponible con distintas opciones de mástiles.

A lo largo de los años se han incorporado diversas novedades tecnológicas, como mejoras ergonómicas o diseños más compactos combinados con alturas de elevación de hasta 13 metros para cargas de hasta una tonelada.

Para satisfacer cualquier necesidad de los clientes

Actualmente Jungheinrich es uno de los proveedores más importantes de carretillas en Europa. Su amplia gama de productos, con diferentes opciones de alturas de elevación y capacidades de carga. Con los años han ido introduciendo mejoras a sus carretillas, lo que les ha permitido ir dando un mejor servicio a sus clientes.

Estas innovaciones tecnológicas van desde la introducción de la tecnología de motores de corriente alterna trifásica hasta un sistema de amortiguación del avance del mástil para prevenir vibraciones al colocar y extraer cargas.

Tanto los componentes de la carretilla como el software, los motores y los sistemas de control se fabrican internamente y son perfectamente compatibles, ofreciendo un rendimiento máximo con una tasa mínima de consumo de energía, por ejemplo con el recuperador de energía al frenar.

Por esa razón el fabricante garantiza que sus retráctiles pueden trabajar durante dos turnos seguidos con una sola carga de batería – tal como se especifica en la garantía de “2Shifts1Charge” (dos turnos con una sola carga), con el consiguiente ahorro de tiempo y costes.

En el caso de que una batería no dure dos turnos seguidos, el fabricante se compromete a entregar una segunda batería de manera totalmente gratuita.

Justamente en 2016, año del 60 aniversario del lanzamiento de la primera retráctil por parte de Jungheinrich, se ha presentado un nuevo diseño. Además de introducir el color gris, junto con el ya familiar color amarillo de sus carretillas, todas las funciones de manejo y los modelos de carretillas se resaltan con un color verde llamativo, y tanto los elementos operacionales soloPILOT y multiPILOT como los colores de los datos operativos de las retráctiles han sido modernizados.

De esta forma, el nuevo diseño refuerza visiblemente la calidad técnica y ergonómica de los productos de la compañía.

Llega la tecnología de iones de litio

En la última edición de CeMAT 2016, Jungheinrich ha presentado también su oferta de baterías de litio de 48 V con capacidades de 360 o 480 Ah. Esto significa que esta tecnología sin mantenimiento también se puede usar para carretillas retráctiles y contrapesadas. Las células de alto rendimiento de las baterías de ion litio se caracterizan por sus cortos tiempos de carga, ya que una carga intermedia de 30 o 45 minutos es suficiente para cargar el 50% la batería.

Y solamente se necesitan de dos a tres horas y media para cargar la batería completamente. Esto permite un ahorro de energía del 20% o más durante la carga y en la recuperación de energía del frenado, además tienen una vida útil tres veces superior a las baterías de ácido plomo.