La nueva gama de transpaletas y apiladoras eléctricas de la marca Ameise ya está disponible en la tienda de on-line de Jungheinrich. De diseño compacto, la EPM 113 y 113w, la EPL 110 y la EPL 210 están pensadas para aplicaciones sencillas dentro del almacén. 

Por un lado, la transpaleta eléctrica Ameise EPM 113, con capacidad de carga de 1.300 kg, ágil, compacta y flexible, es ideal para tareas sencillas de transporte de mercancías dentro del almacén, y desarrollada especialmente para su uso sobre suelos lisos.

Su batería de gel de 65 Ah no necesita rellenado de agua. Consta de cargador integrado apto para cualquier toma de 230 V, y de indicador de descarga de la batería. Y solo 35 mm de altura libre la separan del suelo, lo cual garantiza la protección de los pies.

La segunda solución de la nueva gama es la apiladora Ameise EPL 110 con una altura de elevación de entre 85 y 1600 mm y un mástil sencillo acorde a sus dimensiones.

De diseño esbelto, está ideada para su uso en terrenos llanos y para trayectos cortos dentro del almacén. Cuenta con un indicador de carga de batería y un contador de horas operativas, y con un aparato de carga integrado que facilita el proceso de carga en enchufes de 230 V. 

Por último, la apiladora Ameise EPL 210 con una altura de elevación hasta 3,3 m, es la mejor relación calidad-precio dentro del segmento de elevación a gran altura de Ameise. 

Desarrollada para el transporte de mercancías dentro del almacén, con un apilado de palets hasta 2,3 m, cuenta con un potente motor de elevación de 2,2 kW. A partir de 500 mm de elevación, dispone de reducción automática de la velocidad de marcha. Además, cuenta con un cargador integrado para una carga flexible y desconexión de emergencia para un manejo seguro.