Jungheinrich ha trasladado recientemente la sede de su delegación centro a la madrileña localidad de Pinto. La compañía prevé duplicar la facturación de la zona centro en los próximos cinco años y aumentar la plantilla de un modo proporcional.

Ubicada en el polígono industrial Andalucía, el nuevo emplazamiento proporciona el espacio y los medios estructurales necesarios para llevar a cabo una estrategia de crecimiento iniciada hace dos años y para poder ofrecer a sus clientes todos los servicios en intralogística.

El recinto de Pinto ofrece una mejor red de comunicación y un acceso más fácil y rápido que el antiguo edificio de Alcorcón, que había quedado, además, limitado en términos de espacio.

Las oficinas, que ocupan una superficie total de más de 800 m² distribuidos en tres plantas, han sido concebidas de acuerdo con el principio ‘open concept’, con el fin de fomentar el trabajo en equipo en un entorno diáfano y moderno.

Jungheinrich cuenta también con un almacén de cerca de 1.200 m², que alberga el stock de carretillas nuevas y de ocasión ‘ReadyToGo’ y la flota local de alquiler.

La nueva sede brinda a la compañía el espacio y el entorno óptimos para organizar exhibiciones de producto, así como para acoger eventos y talleres con clientes, y cursos para carretilleros.