nueva-escala-de-k-line-car-carrier-en-santander

El servicio ofrece unos tiempos de tránsito muy competitivos para el transporte hacia Oriente.

La naviera K Line, representada en España por Bergé, iniciará una nueva escala en el puerto de Santander el día 4 de octubre, conectando Europa con el sureste asiático de forma directa a través del puerto de Singapur.

Para ello, utilizará el car-carrier Athens Highway, con una eslora de casi 200 metros y una manga de 32, que realizará dos escalas mensuales en el puerto cántabro. Esta línea regular, además de vehículos, camiones y plataformas, podrá transportar todo tipo de mercancía especial de grandes tamaños, como equipos ferroviarios, eólicos, yates, maquinaria de obra u otros proyectos.

Además, se dispondrá de remolques y plataformas tipo mafi, con rampas de hasta 150 toneladas, así como mafis con raíles que garantizarán la seguridad en los embarques relacionados con el sector ferroviario. La naviera japonesa pone de manifiesto así su apuesta por el mercado peninsular, ofreciendo un servicio directo y unos tiempos de tránsito muy competitivos para el transporte hacia Oriente.

Singapur es el principal hub del sureste asiático, por lo que a través del puerto es posible conectar con otros países como India, Tailandia, Indonesia, Vietnam, Filipinas, y Australia, donde la línea opera con ‘feeders‘ propios.

Dirigida fundamentalmente a clientes que necesiten transportar carga rodada pesada o maquinaria industrial para el sector agrícola, el de construcción y obra civil o el ferroviario, esta nueva conexión supondrá un estímulo para la economía cántabra, al abrir nuevas posibilidades de mercado y potenciar las exportaciones.