Recientemente durante una visita efectuada al puerto de Rotterdam, el vicepresidente de la Comisión Europea, Sim Kallas, ha anunciado que tiene la intención de llevar un paquete de propuestas para ayudar a mantener la competitividad de los puertos y apoyar el enorme potencial de crecimiento en el sector portuario. Se espera que este paquete contenga medidas de apoyo a la reducción de las cargas administrativas en los puertos, así como propuestas para mejorar la transparencia de la financiación del puerto y sobre los servicios portuarios.

«Los puertos son motores de desarrollo económico y fuente de prosperidad de nuestras ciudades, regiones y países», ha declarado Kallas, «pero en los próximos 20 años, nuestros puertos se enfrentan a importantes desafíos en términos de productividad,  de las necesidades de inversión y de empleo, así como la integración con las ciudades portuarias y regiones. Mi visita aRotterdam esta semana refuerza mi convicción del enorme potencial que tienen los puertos para el crecimiento en los próximos años, pero tenemos que hacer frente a los cuellos de botella que frenan el desarrollo del puerto y establecer desde este mismo momento una política más coherente en los puertos y la infraestructura marítima. Por eso tengo la intención de presentar propuestas para el sector portuario en 2013«.

Revisión de la política portuaria europea

La revisión de la política portuaria no es una sorpresa, puesto que ya estaba incluida como uno de los puntos de las acciones recogidas en el reciente Libro Blanco del Transporte. En concreto, se espera que las propuestas incluyan medidas sobre el acceso a los servicios portuarios, de mejora de la transparencia en la financiación del puerto y de apoyo a las medidas para reducir los trámites más importantes en los puertos.

Las propuestas coinciden con iniciativas ya existentes, tales como el proyecto piloto «Blue Belt». Además, la Comisión cuenta actualmente con un cierto número de estudios en ejecución, como el trabajo en el puerto, el practicaje y las ayudas de los Estados en los puertos. Este último fue encargado por la DG de la Competencia.

«Estamos listos para tener un diálogo abierto con la Comisión sobre todos estos temas», dijo el presidente de la ESPO – European Sea Ports Organisation, Victor Schoenmakers, «creemos que la Comunicación de 2007 sobre política portuaria sigue siendo un buen motivo para actuar, ya que se basa en una consulta de largo alcance entre los interesados. En especial, se precisa tener seguridad jurídica para garantizar un clima estable para las inversiones en nuestros puertos. Esto puede lograrse mejor a través de leyes blandas y de medidas combinadas con una política para cada caso, cuando existen problemas evidentes. Creo que la experiencia pasada con la política de puertos nos ha demostrado que el enfoque regulador basado en una «talla única» no funciona».

La Comisión tiene previsto celebrar en 2012 una Conferencia sobre el Futuro de los Puertos Europeos. Tras realizar una consulta con las partes interesadas, y una evaluación en profundidad del impacto de las medidas propuestas, la Comisión presentará sus propuestas para el sector portuario en el año 2013.