Kardex ha rediseñado sus sistemas horizontales de almacenamiento y picking, los llamados carruseles horizontales, con el objetivo de que estos sean más flexibles y escalables.

Este tipo de solución está en uso siempre que el negocio esté definido por tiempos de reacción rápidos y tiempos de entrega cortos. Los pedidos pueden ser recogidos de manera eficiente con este sistema, que es adecuado para edificios bajos con su diseño de una sola planta y la altura máxima de cuatro metros, y resulta especialmente útil cuando se requiere un alto rendimiento de preparación de pedidos.

El software de gestión de almacén del proveedor se puede emplear en la recolección de lotes, la recogida de multi-usuario o el cross picking, lo que permite procesar hasta 400 líneas de pedido por hora en una estación de picking, un rendimiento que se puede incrementar en las horas punta mediante el uso de un segundo o  tercer picker.

La solución del proveedor ha renovado su diseño, de forma que ahora cuenta con un espacio adaptable de 38 mm que proporciona el doble de posibilidades de montaje de bandeja para ofrecer una mayor flexibilidad y capacidad de almacenamiento.

Asimismo, también presenta otras opciones para el montaje de las bandejas, permitiendo que estas se puedan montar ahora en posición horizontal con una pendiente hacia delante.

La bandeja soporta cargas puntuales elevadas. Dependiendo de la versión, los soportes individuales pueden soportar cargas de hasta 450 kg, 680 kg o 900 kg.

Asimismo, el sistema de accionamiento de la unidad ha sido rediseñado de forma que el motor y los engranajes se pueden sustituir más fácilmente si la unidad se amplía o si se aumenta la capacidad de carga. Esto se traduce en menores tiempos de parada y en una mayor disponibilidad de su sistema de preparación de pedidos.