KLM A330-200 en el aeropuerto de Amsterdam

Airbus A330-200 de KLM en el aeropuerto de Amsterdam.

El Airbus A330-200 de KLM que opera la ruta transatlántica entre Aruba y Bonaire, las Antillas holandesas, y la ciudad de Amsterdam, será propulsado por biocombustible proveniente del proyecto europeo ITAKA y suministrado por SkyNRG, durante los próximos seis meses.

Esta iniciativa supone un paso más en el camino hacia una aviación más sostenible mediante la reducción de emisiones de C02, el consumo de combustible con motores mejorados y el uso de aviones más ligeros y más eficientes.

Esta nueva serie de vuelos con biocombustible a Aruba y Bonaire suceden a la serie de vuelos desde Nueva York en 2013y con ellos se pone en marcha el Bioport Holanda, por el que recientemente KLM ha recibido el Premio Bio Sostenible.

Cooperación privada y pública

KLM, el gobierno holandés y la comisión europea, a través del proyecto ITAKA,  han colaborado juntos en este proyecto, eligiendo a Aruba y Bonaire como los mejores destinos para estos vuelos porque las dos islas tienen un programa de alta sostenibilidad, con el propósito de ser carbono neutral para el año 2020.

ITAKA está incluido en el séptimo Programa Marco de la UE, con el fin de contribuir al objetivo anual de producción de dos millones de toneladas de biocombustibles para aviación en 2020, fijado por la Comisión Europea.

A través de este proyecto se financian becas de investigación destinadas a llevar a cabo desarrollos tecnológicos para soluciones nuevas y limpias, todo ello con el objetivo de que la comercialización de este tipo de combustible sea más accesible.

Además, tanto la compañía como los organismos públicos esperan que esta serie de vuelos demuestren el potencial del biocombustible para propulsar el avión y la reducción del impacto medioambiental que se consigue con el uso del mismo.

Por otra parte, KLM también ha cooperado con el Fondo Mundial para la Naturaleza en los Países Bajos (WWF-NL) en el contexto de estos vuelos, ampliando la alianza firmada en 2007 para promover una aviación más sostenible. Recientemente, el Programa Corporativo de Biocombustible de KLM ha crecido para incluir como nuevos socios a Friesland Campina y Ricoh.