Knorr-Bremse y Schmitz Cargobull han suscrito un contrato multianual para el suministro de frenos y sistemas de control de chasis para los semis del fabricante germano.

Adicionalmente, en los próximos años Knorr-Bremse también incorporará el aprovisionamiento de suspensiones electro-neumáticas, así como sistemas de control de distancia en muelle para los conjuntos de la marca alemana, incluyendo los nuevos EBS y las interfaces humano-máquina desarrollados para conjuntos de semirremolques.

De igual manera, el contrato de suministro plurianual también incluye la conversión de la versión actual de la válvula de estacionamiento y maniobra a la válvula de nueva generación con funcionalidad de subida y bajada, que permite adaptar la altura de la plataforma de carga con la misma unidad de control.

Adicionalmente, también se incluyen en el alcance del contrato de suministro una variedad de subcomponentes para funcionalidades en el segmento de control de chasis y frenos de remolque, así como sensores ABS, cabezales de acoplamiento y válvulas convencionales.

El contrato supone una mayor penetración de Knorr-Bremseen el mercado de suministro de equipamiento para semirremolques, mientras que, al mismo tiempo, Schmitz Cargobull incorpora innovaciones en sus equipos con el fin de potenciar semirremolques más modernos.