El fabricante alemán de semirremolques Kögel anticipa una producción total de 15.000 semirremolques a lo largo de 2017, lo que les permitirá alcanzar un volumen de negocio de 400 millones de euros.

Estas cifras están por encima de las de 2016, cuando produjo 13.000 unidades y superó los 350 millones de euros por primera vez desde que Ulrich Humbaur tomó el control de la empresa en 2009.

Con cerca de 1.130 empleados, el grupo cuenta actualmente con una proporción de más del 50% de sus empresas bajo la propiedad exclusiva de Humbaur y un ratio de deuda extremadamente bajo, del 0,09, lo que le sitúa en una buena posición de cara al futuro.

De acuerdo a los datos registrados por la Autoridad Alemana Federal del Transporte Motorizado, entre los meses de enero y octubre de 2017, el fabricante ha vendido un 32,94% más de unidades en Alemania que en 2016, aunque su mercado total ha crecido un 3,06%.

No obstante, siguen teniendo una cantidad aceptable de pedidos y ya han recibido algunos para el ejercicio 2018, cuando prevé realizar grandes inversiones en nuevas instalaciones.