Kombiverkerh amplía su red a la a la región industrial Marseille-Avignon

Kombiverkehr, filial de la DB para el tráfico ferroviario nacional e internacional de mercancías en contenedor, inicia este lunes 15 de octubre un nuevo servicio de tren directo entre Alemania y la terminal de Morrot en Barcelona. En total serán tres servicios semanales de ida y vuelta los que unen desde hoy la terminal española con la terminal de Ludwigshafen. Concretamente, los trenes circularán los lunes, miércoles y viernes en ambas direcciones transportando principalmente mercancía de productos químicos.

Según ha confirmado a cadenadesuministro.es José Ramón Obeso, presidente de Combiberia socio comercial de Kombiverkehr en España, la principal característica de este servicio es que se realiza de forma directa en vía con ancho UIC, sin necesidad de transbordar en la terminal fronteriza de PortBou para realizar el habitual cambio de contenedores de un tren a otro, como consecuencia del diferente ancho de vía, que no se da en este acso. Para ello, el tren atraviesa el Túnel del Pertús que explota TP Ferro y conecta con el tercer carril hasta Barcelona.

Un peaje «no desprecible» pero que evita el trasbordo de contenedores

Según señala el operador alemán, aunque la nueva ruta es algo más larga y el peaje a pagar por utilizar el túnel “no es despreciable”, esto se equilibra por los ahorros en costes y tiempo ganado por la eliminación de la necesidad de grúas en la terminal de Port Bou . Además, «las nuevas conexiones con Kombiverkehr aportarán capacidad adicional, presenta una alternativa a la ruta existente y agrega una nueva terminal a la red«.

Con este nuevo servicio, se aumentan los actualmente 40 servicios ferroviarios directos entre Alemania y la península Ibérica. Hasta ahora, Kombiverkehr ya tenía trenes conectando Ludwigshafen y Colonia con las terminales de Grannollers, Tarragona e Irún y la ciudad francesa de Bayona, desde donde se hacen los traslados hasta el norte de España y el País Vasco. Madrid y otras nueve ciudades de España y Portugal están vinculados a la red europea con los servicios de Kombiverkehr en adelante.

En este nuevo tráfico, Combiberia actúa como intermediario y socio local de Kombiverkehr, es decir venderá los huecos del tren a todos los transportistas, transitarios y operadores que trabajan contenedores.