Tras reforzar su negocio en Europa con la combinación de las tres delegaciones con las que contaba, y después de integrar sus tres nuevas adquisiciones en su división de Norteamérica, Kuehne + Nagel pondrá el foco en el mercado de Asia-Pacífico.

El proveedor logístico está sentando ya las bases para apuntalar su crecimiento en esta región y mejorar su posición en el continente asiático en general. Para ello, ha decidido concentrar todos sus esfuerzos y ha procedido a combinar las dos delegaciones con las que contaba.

En esta zona, el grupo dispondrá de unos 10.000 profesionales a su servicio, que operarán desde la sede de Singapur. Los dos directores regionales que trabajaban hasta el momento en la zona, Jens Drewes y Siew Loong Wong, se unirán también a este proyecto.

De este modo, la división asiática estará lista para un nuevo abanico de posibilidades y un mayor crecimiento orgánico e inorgánico de sus redes.  En los últimos años, K+N ha logrado crecer por toda Asia, por lo que desde el grupo están convencidos de que este mercado será clave para su desarrollo en la próxima etapa.