Almacén de K+N en PlaZa en Zaragoza.

Kuehne+ Nagel mantiene su estrategia de centrar sus esfuerzos en la mejora de la eficiencia interna y la rentabilidad, y continúa los positivos resultados registrados en el primer trimestre del año.

Así, el grupo en los primeros seis meses del 2013 ha obtenido una facturación de 8.398 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 3,3% respecto al mismo periodo de 2012. Respecto al beneficio bruto, este ha aumentado un 2,6%, alcanzando los 2.514 euros. El resultado operativo (EBITDA) mejoró a 376 millones de euros. Las ganancias netas ascendieron a 233 millones, frente a los 172 millones de 2012.

Crecimientos en todos los segmentos

En cuanto a la división de flete marítimo, la compañía ha aumentado su volumen de contenedores en un 3% en el primer semestre del año. En particular, la compañía tuvo un buen desempeño en la región central de Europa, sin embargo, los volúmenes se estancaron en el tráfico entre Asia y Europa, en contra de la tendencia del mercado, los incrementos se lograron en las rutas comerciales en el transpacífico.

Como resultado, el margen de beneficio bruto de Kuehne + Nagel en los fletes marítimos se mantuvo estable a pesar de la disminución continua de los fletes. En el segundo trimestre de 2013, el  EBIT mejoró a 29,9% (primer trimestre de 2013: 28,6%). En el primer semestre, EBITDA mejoró un 1,0% en comparación con el mismo período del año anterior.

A pesar del estancamiento mundial en carga aérea, la compañía ha logrado mejorar sus resultados. La concentración de las soluciones de carga aérea específicas para las industrias farmacéutica, automotriz y de aviación, así como el aumento de volumen en el negocio de exportación de Europa, Norteamérica y Asia han contribuido a este desarrollo tan favorable. En el segundo trimestre, el margen EBIT a bruto mejoró a un 25,6% (primer trimestre de 2013: 24,2%). En la comparación de seis meses el EBITDA mejoró un 7,8%.

Respecto a la división Contract Logistics,  las medidas de reestructuración de la unidad de negocio de logística mostraron efectos muy positivos. El volumen de negocio se elevó un 2,8%. El EBITDA aumentó un 19,4% con respecto al mismo periodo del año anterior, mientras que el margen EBITDA fue del 3,3% frente al 3,8% del anterior trimestre.

Por último en el negocio de logística, se avanzó en las operaciones de negocio de autopistas. Además, los aumentos de volumen se lograron en el segmento de carga completa y parcial.

En comparación con el mismo periodo del año anterior, las ganancias se mantuvieron estables. El EBITDA estuvo por debajo de la cifra del año pasado, sin embargo, mejoró considerablemente en el segundo trimestre. El notable crecimiento en segmentos específicos de la industria, tales como productos farmacéuticos de alta tecnología, automotriz e industrial, así como la mejora de los márgenes permitieron una evolución positiva en el segundo semestre de 2013.