Stef ha aumentado su cifra de negocio durante el pasado 2019 un 5,7%, hasta alcanzar un total anual de 3.441 millones de euros.

Así pues, el operador logístico especializado en servicios a temperatura controlada ha obtenido un resultado neto el pasado ejercicio de 100,3 millones de euros, lo que implica un incremento con relación a 2018 de un 6,2%.

En esta misma línea, su Ebit ha crecido un 18,7% anual hasta los 162,9 millones de euros. De ellos, 127,5 millones de euros corresponden a su negocio en Francia y 39,2 millones a su área internacional, con un aumento anual de un 59,35% con respecto a 2018.

El buen comportamiento de las operaciones en Francia y las adquisiciones en otros mercados europeos han impulsado el nivel de actividad del grupo empresarial galo el pasado 2019.

En España, en concreto, el ejercicio 2019 ha estado marcado por un refuerzo de su posición en el mercado de grupaje nacional , así como en los servicios asociados al ámbito de los envíos domiciliarios.

De cara al presente 2020, la compañía dice tener confianza en seguir avanzando en el equilibrio de su modelo de negocio, con el fin de mantener unos resultados fiales, pese al impacto de la pandemia del coronavirus.

En este sentido, sus prioridades se concentrarán en desarrollos centrados en su transición energética, el campo de la innovación, el desarrollo de la experiencia de cliente y la transformación digital que, a su juicio, constituyen «las ventajas competitivas del mañana».