Mediterranean Shipping Company, MSC y la naviera francesa CMA-CMG, han firmado una alianza con el fin de fortalecer la situación de la multinacional en Valencia, que se ha convertido en la principal naviera en tráfico de contenedor en el puerto durante el ejercicio 2011.

El pacto entre ambas compañías constituye una estrategia comercial conjunta, que tendrá su repercusión en la remodelación de los servicios marítimos.

A partir de abril comenzará el servicio de la línea que une Asia y el norte de Europa, y su único punto de escala en el Mediterráneo se realizará en Valencia, por lo que el pacto tendrá un efecto muy positivo en los muelles del Grao. Asimismo, la línea contará con 11 buques de 14.000 TEU´s y tendrá sus rotaciones en el Puerto de Valencia.

Posible fusión 

Por otro lado, esta unión entre la segunda y la tercera naviera a nivel mundial podría acabar en una posible fusión en el futuro con el objetivo de conseguir el liderazgo mundial, que actualmente lo posee Maersk.

MSC cuenta con una cuota de mercado mundial del 13,2% y CMA-CMG tiene un 8,5%, las dos compañías juntas superarían el volumen de mercancías transportadas por la multinacional danesa. Por lo tanto, además de superar a Maersk, está unión supondría un ahorro de costes y una mejora de la oferta del mercado.

Esta situación beneficiaría a Valencia, ya que MSC es su principal cliente, gestionando cerca de 20 servicios marítimos. Durante el periodo entre enero y noviembre del año pasado, la multinacional operó 2.462.000 TEU´s, frente a los 246.000 de Maersk y los 142.000 de CMA-CMG.