Consum ha inaugurado la nueva instalación de mercancías generales, que forma parte de la plataforma logística que la empresa de distribución tiene en la localidad murciana de Las Torres de Cotillas.

La nave, que ha supuesto una inversión de 20 millones de euros, cuenta con una superficie de 25.000 m² con capacidad para gestionar 5.000 palets al día, unos 6.000 productos/referencias y la capacidad de albergar 20.000 palets en total. Esta plataforma está dividida en tres áreas diferentes: área de alimentación, área de no alimentación y el área de automatismo de alta rotación.

Almacén automatizado

Esta última zona, se trata de una instalación destinada al almacenamiento de producto cuyo consumo es muy alto y, por tanto, necesita una gestión para su reposición en el supermercado mucho más ágil.

Cuenta con una programación informática inteligente que gestiona telemáticamente lo que cada supermercado necesita y según eso prepara el pedido. Además, este automatismo es el único en Europa que puede gestionar el cuarto de palet.

La plataforma de mercancías generales permitirá optimizar más el servicio a los 110 supermercados que integran la red de Consum en Alicante, la Región de Murcia, Castilla-La Mancha y Andalucía. Al estar integrada en una misma plataforma las centrales de refrigerados, congelados y ahora, producto seco, se acortarán los tiempos de entrega a las tiendas y se mejorará la variedad y la rotación de productos en el supermercado, hecho que redundará en beneficio del consumidor.

Cinco zonas diferenciadas

En su conjunto, son 65.000 m², que se reparten en cinco zonas: productos refrigerados, productos congelados, productos secos, oficinas y logística inversa. La plataforma también cuenta con una escuela de frescos para formar a los profesionales para las secciones de venta personalizada de carnes, charcutería y pescadería de los supermercados.

La plataforma logística de Consum incorpora la última tecnología para optimizar la gestión y hacerla sostenible. Por ello, consume un 20% menos de energía eléctrica respecto a una plataforma convencional.

Las instalaciones cuentan con una zona fotovoltaica con 500 placas solares que abastecen a toda la instalación de energía renovable. Además incorpora fotocélulas que combinan tecnología de bajo consumo y tecnología LED asociadas a sensores de movimiento para iluminar solo las zonas donde hay actividad.

La plataforma tiene iluminación natural durante el día, gracias a los lucernarios instalados en la cubierta. También cuenta con depuradora, un centro integrado de retorno de envases, contenedores y palets reutilizables y sistemas de procesado de plásticos y cartones, entre otras medidas sostenibles.

Así mismo, al aunar en las mismas instalaciones las centrales de productos refrigerados, congelados y secos, la flota de transporte dejará de realizar 300.000 km al año, lo que equivale a dejar de emitir a la atmósfera 190 toneladas de CO2 anuales.