cambios en el examen teórico del carne de conducir

La decisión de la Dirección General de Trafico (DGT) de ampliar el número de preguntas en la base de datos del examen teórico, y pasar de 800 preguntas que había hasta ahora a 15.500 que se presentarán de forma aleatoria, supone dar un primer paso hacia el futuro respecto al sistema de formación y obtención del permiso de conducir, se señala desde Pons Editorial, compañía con más de cincuenta años de experiencia en la edición de materiales para la formación de futuros conductores.

Esta decisión de la DGT supone que la probabilidad de repetición de las preguntas en el examen teórico es mucho menor y por tanto, ya no sirve la memorización de estas preguntas para aprobar el examen. Esto, se asegura desde la Editorial Pons, “redunda en que la preparación teórica del alumno deberá ser mejor, para buscar el nivel de conocimiento del alumno y reconoce la importancia clave de la figura de la autoescuela y los materiales didácticos en la formación vial”.

Hasta ahora, muchos de los alumnos se preparaban el examen teórico haciendo test exclusivamente, y ni siquiera estudiaban con ningún método los contenidos. Por eso, este cambio apoya la labor de las autoescuelas, porque reconoce el valor de su trabajo en el aprendizaje vial del alumno. Esto supone un beneficio final en su seguridad vial y en la de todos, pues el estudiante conocerá mejor la normativa vigente en materia de tráfico.

La editorial también destaca que se han incluido una mayor proporción sobre aspectos relativos a la seguridad vial (estado psicofísico del conductor, accidentes y primeros auxilios, visibilidad y peligros de la vía…), claves a la hora de tener una conducción segura, lo mismo que conocer a fondo el vehículo que utiliza y saber utilizarlo en condiciones de riesgo.