El presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia, Aurelio Martínez, ha defendido una vez más que es innecesario tramitar una nueva Declaración de Impacto Ambiental, DIA, para la ampliación norte del puerto.

Esta vez lo ha hecho en un acto organizado por la agrupación del PSPV-PSOE del sector marítimo, donde ha explicado que las obras que se van a realizar son estrictamente interiores y no afectan a ninguno de los supuestos que establece la Ley que obligan a su tramitación.

En concreto, “no hay un incremento significativo de las emisiones a la atmósfera, ni de los vertidos a cauces públicos o al litoral, no se produce un aumento significativo de la generación de residuos ni de la utilización de recursos naturales y tampoco se produce una afección a Espacios Protegidos Red Natura 2000«.

Por ello, los servicios jurídicos avalan que la DIA de 2007 sigue plenamente vigente. Coincide en esta idea el catedrático de Puertos y Costas del Instituto de Transporte y Territorio de la Universidad Politécnica de Valencia, Vicente Esteban Chapapría, que en una entrevista reciente ha explicado «es una obra de relleno que se ejecuta dentro del recinto portuario«. 

En este sentido, ha querido resaltar que el puerto «ha cumplido escrupulosamente la normativa, incluida la ambiental« y que una «una declaración de impacto se realiza cuando la ley no exige. Y no es el caso».