Durante la primera semana de confinamiento por el estado de alarma, del 16 al 22 de marzo, las operaciones del servicio de asistencia a vehículos en carretera se han reducido un 6% en comparación con el mismo periodo de 2019, según datos del servicio de asistencia en carretera de Euromaster.

Los desplazamientos por carretera se redujeron drásticamente, de tal modo que el lunes 16 el tráfico de vehículos particulares fue un 55% inferior. En cambio, los de vehículos pesados disminuyeron solamente un 8%, teniendo en cuenta que el sector sigue siendo fundamental para garantizar el abastecimiento de la población.

Si bien se ha hecho un llamamiento a respetar la cuarentena, los servicios de transporte de mercancías siguen activos y los vehículos industriales no están exentos de posibles averías durante la crisis sanitaria, por lo que la asistencia en carretera y un servicio para solventar incidencias son fundamentales para no sufrir interrupciones que provoquen un efecto dominó, impactando en hospitales o supermercados.

Prácticamente la mitad de las operaciones realizadas en este tiempo en los talleres del grupo corresponden a vehículos industriales, cuando en la misma semana del año pasado la cifra se redujo a tres de cada diez. Llama la atención el caso de los neumáticos, pues si hace un año, se hacían un 68% más de operaciones de este tipo en turismos, ahora se realizan un 22% más en vehículos pesados que en particulares.

Todo esto evidencia la importancia de los talleres para mantener activos los servicios de asistencia en carretera y dar una respuesta rápida ante cualquier incidencia, con la finalidad de garantizar el transporte de mercancías y evitar desabastecimientos, permitir los servicios de emergencia y dar un servicio mínimo a aquellos ciudadanos que no pueden teletrabajar y tienen que desplazarse.