La Asociación de Líneas Aéreas (ALA) está analizando las nuevas bonificaciones sobre las tasas aeroportuarias, que entrarán en vigor en enero y entre las que destaca un descuento del 100% sobre la tarifa por pasajero para las nuevas rutas, un plan que considera debe extenderse a la carga aérea, no solo por su relevancia singular, sino por «el efecto complementario que tiene sobre los vuelos de pasaje«.

Si es cierto que la decisión de abrir nuevas rutas e incrementar la oferta de las existentes, depende fundamentalmente de la demanda de los mercados, desde ALA se entiende que “cualquier esfuerzo adicional que permita incrementar la competitividad ofrecerá oportunidades que permitan incentivar esa demanda”.

Bonificaciones a partir de enero 2014

Aena aplicará a partir de enero de 2014 bonificaciones sobre las tasas aeroportuarias a las aerolíneas que contribuyan al crecimiento del tráfico aéreo total y a aquellas que abran nuevas rutas, incentivos con los que prevé un aumento del 2% del tráfico aéreo el próximo año, hasta 4 millones de pasajeros.

La medida, que se incluirá como una enmienda a los Presupuestos Generales del Estado, permitirá aplicar una bonificación del 100% a las tasas de pasajeros en las nuevas rutas que abra cualquier compañía, tanto nacionales como internacionales. El 75% se devolverá a las aerolíneas en 2014 y el 25% restante en 2015 si la compañía mantiene el número de viajeros.

Asimismo, se aplicará un descuento del 75% en la tasa de pasajeros para viajeros adicionales en una ruta, siempre y cuando el tráfico crezca en el conjunto de la red y en la ruta. De ese 75%, se repartirá en un 50% la bonificación en el propio ejercicio y el 25% restante en 2015 si la compañía mantiene el número de pasajeros.

No obstante, para la asociación «quedan ahora las valoraciones y la posibilidad de modificar unos programas de vuelo que ya estaban anunciados y comprometidos en el calendario previsto para la temporada de invierno«.

Desde la Asociación de Líneas Aéreas, se considera que el acuerdo alcanzado entre las compañías aéreas y Aena sobre los precios máximos aplicables para los próximos cinco años, abrió un «camino de entendimiento y de colaboración» que ahora se ratifica con el plan de bonificaciones anunciado por el Ministerio de Fomento para impulsar el tráfico en los aeropuertos españoles.

En esta línea, ve con «optimismo» el paso dado por Fomento y espera que sea el «punto de partida» para «seguir recorriendo otros caminos, como los de la eficiencia y los de la calidad operacional, motores esenciales para alcanzar los niveles de productividad que nos permitan competir con la solvencia necesaria».

Para la asociación, el transporte aéreo es solo el eslabón de una cadena que «tiene bastantes eslabones y que ninguno de ellos ocupa el principio o el final de esa cadena«.