Cola camiones atasco retención Dover UK Inglaterra

Actualmente, se necesitan 30.000 conductores más de camión para cubrir la demanda.

La filtración de un documento del Ministerio del Interior de Reino Unido ha permitido conocer más directamente los planes de la administración británica respecto al Brexit, entre los que destaca el de acabar con la libre circulación de trabajadores en cuanto el país abandone la Unión Europea.

Esto resulta especialmente preocupante para los empleados de la Unión Europea más cualificados y afecta de lleno al sector logístico, que depende de ellos para seguir funcionando, especialmente en la víspera de Navidad, el periodo más activo del año para el transporte de mercancías.

Los trabajadores de la UE suponen el 13% de los conductores de vehículos pesados y el 26% de los operarios de almacén, una parte muy destacada de una industria que emplea a 2,54 millones de personas y contribuye en gran medida a la economía británica.

En la Asociación de Transporte de Mercancías del país, FTA por sus siglas en inglés, se preguntan quién se ocupará de las entregas en las Navidades de 2019 sin conductores ni operarios de países comunitarios, y recuerdan que para mantener los niveles de comercio del país «es preciso encontrar fórmulas para resolver la escasez de recursos actual en lugar de exacerbar el problema«.

Escasez de conductores

Así, señalan que actualmente se necesitan 30.000 conductores más para cubrir la demanda. Por este motivo, presentarán sus peticiones ante el Comité Consultivo de Inmigración con el fin de alertar sobre las consecuencias de poner en marcha las medidas planteadas y acabar con la inmigración desde la Unión Europea.

Asimismo, desde la Asociación han mostrado su preocupación por la salida del país de los actuales trabajadores debido a la incertidumbre actual, sin tener en cuenta lo que aportan a la economía y sociedad británicas, así como la devaluación de la libra tras la votación del Brexit.

Aunque mantienen su apoyo a las políticas destinadas a mejorar el país, consideran que en este caso, la medida «tendrá, sin duda, el efecto contrario«. Además, recomiendan que las políticas gubernamentales estén más «orientadas a apoyar y proteger las industrias vitales para el desarrollo del país, como la logística«.