La Asociación Naviera Valenciana (ANV) ha celebrado su Asamblea General Conjunta Ordinaria este miércoles 17 de diciembre en la que, entre otras cuestiones analizadas,  se ha realizado balance de la situación del sector y de las actividades realizadas por la Asociación durante el último semestre.

Durante la reunión, como uno de los puntos más importantes del día, se ha tratado el estado actual de las negociaciones del convenio colectivo de los trabajadores portuarios de la Sagep del puerto de Valencia, negociaciones que se rompieron el pasado miércoles 10 de diciembre.

En este contexto, desde la asociación muestran «su enorme preocupación» por dicha ruptura y por el ‘preaviso de huelga inminente’ en el puerto de Valencia, realizado por los sindicatos.

A juicio de las empresas, los representantes sindicales pretenden, en este punto de la negociación, que el convenio colectivo de la Sagep del puerto de Valencia modifique lo acordado recientemente en el IV Acuerdo Marco respecto a su ámbito funcional.

Así pues, las empresas estarían dispuestas a recoger en el convenio colectivo lo que ya figura en el mencionado Acuerdo Marco, «pero en ningún caso se podría firmar acuerdo alguno que fuese en contra de la legislación vigente», señalan.

Reacciones a la sentencia del TSJE sobre la estiba

A las empresas que integran la ANV les sorprende también la reacción de los sindicatos ante la publicación de la sentencia del Tribunal de Luxemburgo, ya que el pasado día 12, después de conocerse el fallo europeo, «los trabajadores ejercieron medidas de presión en una de las terminales del puerto de Valencia, trabajando a marcha lenta durante 12 horas«, denuncian desde la asociación.

La principal preocupación de las empresas es que «los volúmenes en el tráfico de contenedores siguen sin acabar de recuperarse», por lo que a su juicio es urgente alcanzar un acuerdo que permita a las terminales del puerto de Valencia ser competitivas, «para evitar seguir perdiendo tráficos» e incluso intentar recuperar algunos de los ya perdidos. 

Por estos motivos, desde la asociación se hace un llamamiento a la responsabilidad de las partes para intentar llegar a los acuerdos necesarios lo antes posible, con el objetivo de alcanzar un escenario de estabilidad en el que el puerto de Valencia pueda salir al mercado con garantías de éxito.

Multas de Competencia en 2013

Por otro lado, el presupuesto ordinario para el ejercicio 2015, aprobado en la reunión, viene marcado también este año por los «tremendos gastos» que la asociación deberá asumir para recurrir la «incompresible» sanción impuesta por la Comisión Nacional de la Competencia con respecto al asunto del transporte terrestre de contenedores.

En octubre de 2013, Competencia impuso multas por valor de 43 millones de euros a varias asociaciones de transporte de contenedores en el puerto de Valencia, al dictaminar que estas habían llegado a acuerdos para fijar los precios y repartirse el mercado, en colaboración con el puerto y la Consejería de Infraestructuras y Transportes de la Comunidad Valenciana.

En cuanto a este asunto, la asociación ha solicitado la suspensión cautelar de la mencionada sanción, y ha presentado un recurso contencioso-administrativo ante la Audiencia Nacional pidiendo la anulación de la sanción.

Nuevas obligaciones de la OMI

Durante la Asamblea también se ha tratado el acuerdo adoptado el pasado mes de noviembre en el seno de la Organización Maritima Internacional (OMI), que obliga al pesaje de los contenedores antes de su embarque.

Este acuerdo ha sido valorado muy positivamente por las empresas en un principio, si bien desde las mismas señalan que aún falta por conocer los detalles que establecerá la autoridad nacional competente, sobre todo con respecto a los métodos de certificación del peso de los contenedores.

Otro puntos del día

En otro orden de cosas, durante la reunión se ha informado del desarrollo actual del Procedimiento de Cita Previa para la recepción y entrega de contenedores en las terminales, en el que la asociación sigue trabajando.

La última actividad en este proyecto ha sido la realización de un estudio que analiza el posible impacto que el procedimiento tendría en la actividad normal de las empresas de transporte.

La intención del estudio es conocer con detalle todas las implicaciones, para conseguir que este procedimiento aporte agilidad y beneficios a todos los operadores implicados en las operaciones de recepción, entrega y transporte de los contenedores.

Por otro lado, también se ha anunciado la publicación de la ‘Guía práctica para la Coordinación de Actividades Empresariales de las empresas Consignatarias de los puertos de Valencia, Sagunto y Gandía‘, elaborada por ANV.