La Audiencia Nacional ha anulado el ERTE anunciado por Rhenus Logistics el pasado 24 de marzo a los representantes de los trabajadores, al estimar un recurso presentado por el sindicato vasco ELA.

Con este movimiento, el operador iniciaba un procedimiento colectivo de suspensión temporal de contratos de trabajo y reducción de jornada a causa de la pandemia de coronavirus que afectaba a 673 trabajadores.

En concreto, recogía una reducción de jornada que afectaba a 455 trabajadores y trabajadoras y una suspensión de contrato de 244 personas por un plazo de seis meses, con efectos desde el 1 de abril.

El sindicato estima que «este proceso se llevó a cabo eludiendo las normas relativas al período de consultas establecidas en la normativa legal de aplicación y aduciendo causas de tipo productivo y organizativo que no quedan debidamente justificadas».

De igual modo, la sentencia reconoce, argumenta ELA, «que la empresa demandada no ha desarrollado un válido período de consultas«, así como que, según confirma el sindicato vasco, la documentación que se puso a disposición de la representación legal de trabajadores.

Además, el órgano judicial declara la inmediata reanudación de los contratos de trabajo suspendidos y el aumento a su porcentaje de origen de las jornadas temporalmente reducidas.

Por otra parte, ELA afirma que también se condena a la empresa demandada al pago de los salarios dejados de percibir por la plantilla hasta la fecha de reanudación del contrato o en su caso al abono de las diferencias que procedan respecto al importe percibido en concepto de prestación por desempleo durante el periodo de suspensión o reducción.