Sede central de Correos en Campo de las Naciones en Madrid

Unipost denunció a Correos ante la CNMC en 2014.

La Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional ha dado la razón a Correos y ha anulado una multa por valor de 8.178.698 euros que le impuso la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia en 2014 por abuso de posición dominante.

La multa que ha sido anulada ahora por la Audiencia Nacional, en una sentencia que no es firme ya que contra ella cabe recurso de casación, trae causa de una denuncia formulada por Unipost ante la CNMC contra Correos por supuestas prácticas prohibidas contra la Ley de Defensa de la Competencia, consistentes en ofrecer unos niveles de descuentos a grandes clientes muy por encima de los descuentos ofrecidos por el operador postal privado y otros competidores por servicios similares, lo que supondría un abuso de posición de dominio.

La Audiencia Nacional estima en su sentencia que Correos dispone de margen de maniobra para aplicar sus descuentos y, aunque cree que podría admitirse la existencia de una conducta de estrechamiento de márgenes por aplicación de descuentos notoriamente diferentes, también afirma que «la CNMC reconoce paladinamente que los operadores privados, y en concreto Unipost, no han sido expulsados del concreto mercado examinado, el relativo al minorista de los grandes clientes», por lo que no considera acreditada la conducta de abuso de posición de dominio.

En consecuencia, el órgano judicial anula la multa impuesta por Competencia al operador postal público y condena a la CNMC al pago de las costas procesales.

Paradójicamente, en estos momentos Unipost se encuentra en la fase final del concurso de acreedores que le llevará a  la extinción, lo que supondrá no solo su expulsión del mercado minorista de grandes clientes, sino del mercado de servicios postales en su totalidad.