La Sala de lo Social de la Audiencia Nacional ha desestimado las demandas por conflicto colectivo interpuestas por CCOO y UGT contra la empresa Toquero Express, del Grupo CAT, y cuyo juicio había comenzado el pasado 2 de septiembre.

De esta forma, la sentencia avala la decisión de la dirección de «no aplicar» el pacto que regulaba algunas condiciones de los conductores de la empresa, pasando a aplicar estrictamente los Convenios Provinciales desde el 1 de junio de 2014.

Para ello, Toquero Express utilizó la vía del artículo 41 del Estatuto de los Trabajadores, basándose en causas económicas y productivas y abriendo un periodo de negociaciones con los representantes sindicales.

Durante este periodo de consultas, la empresa presentó distintas ofertas con el objetivo de llegar a un acuerdo, que «fueron rechazadas sistemáticamente» por las centrales sindicales «que mostraron una postura poco negociadora durante todo el proceso”, según ha afirmado la propia empresa.

La sentencia estima que “las causas económicas alegadas por la empresa constan acreditadas”. Del mismo modo, este Tribunal ha desestimado las alegaciones de los demandantes, CCOO y UGT.

A su vez, tanto CCOO como UGT interpusieron la demanda alegando que la supresión del pacto había sido una decisión empresarial “abusiva”, ya que las causas económicas presentadas estaban “dibujadas a capricho” dentro del grupo empresarial.