De manera paulatina, la industria de automoción vuelve a poner sus fábricas a producir, en un contexto que, de cara a los próximos meses, parece apuntar a una demanda menor de la existente hasta hace un par de meses.

Adicionalmente, los fabricantes han adoptado en cada caso medidas para que la vuelta al funcionamiento sea lo más segura posible para las plantillas.

En este contexto, la factoría de Mercedes en Vitoria, en la que se fabrican las furgonetas Vito y los vehículos Clase V, reanudaba este pasado lunes 27 de abril su actividad con la adopción de protocolos de prevención y de seguridad para sus empleados, por lo que será la primera de las plantas españolas del sector de automoción en retomar la actividad.

Por su parte, Volkswagen ha reabierto la semana pasada la producción de su planta de la localidad alemana de Wolfsburgo, en la que la fabricación se reanuda a una capacidad de entre el 10% y el 15% y se incrementará hasta cerca de un 40% durante la próxima semana.

Así mismo, Ford ha confirmado que retomará la producción en la mayoría de sus principales plantas de vehículos y motores de Europa a partir del 4 de mayo.

En concreto, la fabricación se reanudará el 4 de mayo en un enfoque por fases en la planta de montaje de vehículos de Saarlouis y la planta de montaje y motores de Colonia, ambas en Alemania, así como en la planta de montaje de vehículos de Valencia y las de motores y vehículos de Craiova, en Rumanía.

Posteriormente, la producción se reiniciará en la planta de motores de Valencia el 18 de mayo, mientras que la fecha de reanudación de las plantas de motores de Dagenham y Bridgend de Ford en el Reino Unido se confirmarán más adelante.

De igual manera, las plantas de Suecia y Bélgica de Volvo Trucks vuelven a ponerse en funcionamiento de forma gradual, tras su cierre a mediados del mes de marzo.

La fabricación en estos centros del fabricante sueco dependerá, en gran medida, de la cartera de pedidos, la capacidad del proveedor y las regulaciones locales sobre distanciamiento social.

Iveco, por su parte, ha comunicado a los sindicatos que la actividad en sus plantas de Madrid y Valladolid se reanudará el próximo 11 de mayo, una vez se regularice el abastecimiento de recambios y piezas de manera estable.

Además, las fábricas de DAF en el municipio neeerlandés de Eindhoven, la localidad belga de Westerlo y la población británica de Leyland han reiniciado con éxito sus operaciones, tras la introducción de medidas de higiene y distanciamiento social.