Durante el primer trimestre de 2021, IAG Cargo ha obtenido unos ingresos de 350 millones, lo que representa un ascenso del 50% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior a tipos de cambio constante. La rentabilidad para el trimestre ha aumentado en un 106%, habiéndose reducido las toneladas contratadas en un 20,9%.

A pesar de que los principales mercados de transporte de mercancías continúan afectados por la pandemia, la aerolínea ha seguido brindando sus servicios a través de vuelos chárter y un programa de vuelos regulares destinados exclusivamente a la carga.

Los vuelos chárter han apoyado principalmente a los sectores automovilístico e industrial, debido a las interrupciones en la cadena de suministro y el aumento de la demanda en el transporte aéreo de estas mercancías.

Además, se han utilizado para apoyar el crecimiento del comercio electrónico, puesto que los consumidores ya se han acostumbrado a hacer sus compras a través de Internet.

Por otra parte, el grupo sigue siendo clave en el transporte de equipos de protección individual y pruebas Covid, y desde febrero, participa en la iniciativa Covax de Unicef para el acceso equitativo mundial a las vacunas a través de la carga aérea humanitaria.

Asimismo, en marzo, el servicio Critical para envíos urgentes y de emergencia alcanzó su pico más alto de actividad, con un incremento en las reservas para productos muy variados, como instrumentos oftálmicos, piezas de aeronaves o incluso un generador que ha viajado desde Suecia a Jamaica.

Conviene apuntar que durante este trimestre, IAG Cargo ha incorporado aeronaves de fuselaje ancho para operar en las rutas europeas de corto recorrido que alimentan sus principales centros de operaciones, para ofrecer capacidad adicional y atender la demanda de los clientes en líneas como Londres-Heathrow, Madrid-Barajas y Dublín.