De éxito se puede considerar la puesta en marcha, el 7 de septiembre de 2010, y la consolidación en estos dos años de la línea marítima que enlaza el puerto de El Musel con Europa. Tras superar las dudas iniciales de las empresas de transporte por carretera, los grandes beneficiados con esta iniciativa, en tan solo 24 meses, la autopista del mar entre los puertos de Gijón y de Nantes ha transportado 26.021 camiones, de ellos 14.239 en este último año lo que supone un crecimiento del 20% con respecto al primer año.

Sin embargo han sido los semirremolques no acompañados los que han experimentado el mayor crecimiento ya que en este segundo año se han transportado en las bodegas del Norman Asturias  4.121 semirremolques, que ha supuesto doblar los 2.076 del primer año.

La ruta que conecta Gijón con Nantes por mar, con tres escalas semanales en cada sentido, tiene una duración estimada de 14 horas. El barco destinado por la naviera, el Norman Asturias, tiene una capacidad para 518 pasajeros, en camarotes o en asientos/cama y tiene una capacidad de carga para unos 120 camiones.

Esta alternativa al transporte por carretera supone para los transportistas no solo un ahorro en el combustible y los peajes de  autopista sino, y tal vez más importante para los profesionales de la carretera, un ahorro de los tiempos de conducción que les permite llegar al puerto de destino con el tacógrafo limpio, al efectuar el descanso a bordo del barco.

Los datos confirman el proyecto

Según datos facilitados por la Autoridad Portuaria de Gijón, otras cifras que dan idea de la evolución de la línea marítima subvencionada por la UE y que explota la naviera gala Louis Dreyfus Lines (LD Lines) en sus dos años de vida son  las 597 escalas totales realizadas, 305 el primer año y 292 durante el segundo, 1.108.357 toneladas de mercancías movidas en total, que han experimentado un crecimiento del 35% en el segundo año pasando de las 470.236 tn del primer año a las 638.121 tn del segundo. También se han embarcado 26.334 coches nuevos, de ellos el 73% (19.444 vehículos) a lo largo del último año.

Presentación de la Autopista del Mar Gijón-Nantes en Astorga

De los 92.897 pasajeros embarcados, 24.959 son camioneros y el resto turistas que han viajado con 2.694 caravanas embarcadas y que ha supuesto el descubrimiento de un nuevo flujo turístico entre Asturias y el norte de España hacia la Bretaña francesa, con el embarque de turismos y vehículos particulares, a través de esta nueva ruta más rápida y económica entre las dos regiones.

Un proyecto con el aval de la UE

Desde la UE se ha fomentado el establecimiento de rutas alternativas al transporte por carretera que supusieran menores costes medioambientales, un aumento en la seguridad y una descongestión de las carreteras. En este entorno, con un progresivo encarecimiento del precio de los carburantes, las autopistas del mar, como ésta de Gijón a Nántes, se constituyen en solución intermodal para el creciente transporte de mercancías y pasajeros, que nacen con el objetivo de lograr la transferencia del 30% del transporte por carretera para recorridos de más de 300 km a otros modos, en el horizonte del año 2030.

Una salida diaria en cada sentido, con la entrada de un segundo barco potenciaría el papel del puerto gijonés en la economía asturiana, pero los datos que se han hecho públicos con motivo del segundo aniversario de esta línea marítima, también muestran un hecho incontestable, como es el de la descompensación de los flujos. Mientras que los tráficos con destino a Francia tienen una ocupación media del 70%, los que tienen como destino la península están en el entorno del 40%.

No obstante, a pesar de las dificultades que se han tenido que solventar en estos dos años de andadura de la autopista del mar, la conexión de Gijón con el centro de Europa, ha convertido al puerto de El Musel en la puerta de entrada y salida de las mercancías no solo de las empresas asturianas, sino también de las del Corredor de la Plata, de Castilla y León y del norte de Portugal