Bunkering en Bahía de Algeciras

Labores de bunkering en el puerto de Algeciras

La Asociación de Empresas de Servicios de la Bahía, Aesba, ha lamentado la falta de respuesta por parte de la Autoridad Portuaria de Algeciras a la petición de este colectivo para que se convoque una comisión de bahía con el objetivo de plantear un cambio en el modelo de gestión del fondeadero que implique, entre otros aspectos, la ampliación de practicaje obligatorio, independientemente de la creación de un antepuerto, un proyecto este último que puede prolongarse en el tiempo.

Según la asociación, el tráfico de la bahía «está muriendo de éxito» debido a que el fondeadero «se está saturando». Por ello, la Autoridad Portuaria ha empezado a determinar cuáles son los tráficos importantes para el puerto, pero «no para el sector, ni para el negocio de bahía».

En concreto, Aesba se refiere al hecho de que el incremento en un 30% del tráfico de avituallamiento de combustible en 2014, «cifras de las que, en cualquier caso, estamos encantados», ha provocado que la Autoridad Portuaria esté priorizando desde hace unos meses el bunkering a la hora de otorgar fondeadero frente a otros servicios como reparaciones de buques o de recogida de residuos procedentes de la limpieza de tanques de petroleros.

Así, se ha lamentado que, debido al importante incremento del tráfico de bunkering, auspiciado por la llegada a Algeciras de operadores que trabajaban anteriormente en Gibraltar y por la desaparición del 3,5% de arancel en este servicio, los barcos que escalan en Algeciras para hacer otro tipo de operaciones han visto incrementado el coste del servicio.  Esto se debe a que varios de estos servicios se tienen que realizar en atraque y no en fondeo.

Como ejemplo, la asociación cita el caso de las reparaciones de buques, que implica que, lo que antes le costaba a un buque 2.300 euros de tasas portuarias por fondeo, «le suponga ahora pagar 26.370 euros si atraca en el dique exento», donde se encarecen los trabajos dado que se requiere la presencia de gabarras, servicio de amarre y de remolcador, o 44.370 euros si lo hace en el muelle de Campamento.

Esto ya es una realidad y está suponiendo el desví­o de barcos a otros puertos. “Los armadores se sienten engañados porque, precisamente, en las misiones comerciales vendemos la bahía como destino inmejorable para todo tipo de servicios a unos precios competitivos y cuando llegan la Autoridad Portuaria dice que no hay espacio en fondeo y que tiene que atracar”, ha añadido Aesba.

Además del tráfico de reparaciones, otro de los tráficos afectados es el de limpieza de tanques, un servicio que se lleva ofreciendo en Algeciras desde el año pasado, dentro del marco del convenio Marpol.

Por ello, la asociación, que reclama una reunión con la presencia de todas las empresas y administraciones implicadas para poner sobre la mesa soluciones inmediatas ante lo que considera “una gestión incorrecta» del fondeadero por parte de la APBA, ha indicado que no se trata de cargar sobre el bunkering sino de solicitar el mismo tratamiento para todos tipo de operaciones para el buque.