Zona de dragado puerto mahon baleares

Zona de dragado en el puerto de Mahón.

El puerto de Baleares ha mejorado el calado de la zona comercial del puerto de Mahón, ganando en seguridad de maniobra y permitiendo la llegada de buques de nueve metros de calado, después de dar por concluidas las obras de dragado iniciadas el pasado mes de marzo.

Las obras de dragado general y de descarga en mar de los materiales del fondo marino finalizaron el pasado 4 de julio. El 12 de julio concluyeron las operaciones de extracción y descarga en el muelle del Cós Nou de las últimas porciones de los volúmenes con una moderada concentración de contaminantes. En total, se han trasladado al vertedero de Milà unos 20.000 m³ de este material.

Cabe destacar que durante las obras del dragado no se han realizado vertidos al mar cuando existía la posibilidad de que las corrientes marinas volvieran hasta la costa el material dragado, lo que ha sido posible mediante la instalación de un corrientímetro y el desarrollo de un sistema operacional que informaba a las dragas en cada momento de las condiciones de corrientes. Estas actuaciones estaban recogidas en el Plan de Vigilancia Ambiental (PVA) supervisado por el Instituto Español de Oceanografía.

Con respecto al control arqueológico, se han extraído aproximadamente 9.000 piezas, de las cuales 4.000 se enviarán a procesar para poder ser entregadas al Museo de Menorca dentro de un año. El resto, de menor interés arqueológico, ha sido depositado de nuevo en el fondo marino, en una zona controlada del puerto.

Además, para informar a los interesados, el puerto mantiene en su página web el enlace creado especialmente para el seguimiento de las obras del dragado del puerto de Mahón, donde se ha podido seguir la programación y progresión de los aspectos más destacados de las obras, los informes del PVA, así como la posición geográfica de los medios marinos encargados de transportar el material a dragar el punto de vertido autorizado.