Bahía de Pasajes

El Plan Especial da respuesta a las necesidades operativas del puerto y resuelve las demandas de los tráficos previstos en el Plan Estratégico.

El Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria del 17 de septiembre de 2015 ha aprobado la formulación de la revisión del ‘Plan Especial de Ordenación’ de la zona de servicio del Puerto de Pasajes.

El documento que se revisa data de 2010 y desde entonces se han producido cambios importantes en la actividad económica, en los planes del puerto, que han aconsejado descartar la construcción del puerto exterior, al tiempo que se han constatado las necesidades de la población de los municipios limítrofes, muy particularmente del de Pasajes.

El Plan Especial destina 7,9 hectáreas a espacios libres para uso ciudadano, 97.000 m² de almacenes portuarios y 67.700 m2 de edificios que pueden albergar nuevas actividades económicas y contribuir decisivamente a una regeneración económica y social.

El acuerdo adoptado este pasado jueves es el resultado de un proceso que se inició con la Reflexión Prospectiva promovida por la propia Autoridad Portuaria, cuyas conclusiones se recogieron en el Plan Estratégico 2015-2025, que dieron lugar al abandono definitivo del proyecto de puerto exterior.

Partiendo de las líneas de actuación y los escenarios de tráficos del Plan Estratégico, se constató que el vigente Plan Especial, aprobado por el Consejo de Diputados de la Diputación Foral en diciembre de 2010, necesitaba una revisión para dar respuesta al cambio de uso de los espacios anteriormente ocupados por la Central Térmica y especialmente para resolver los problemas de integración urbana en la zona de La Herrera.

También se constató la necesidad de modificar la ordenación de los almacenes portuarios en este área, para adaptarlos a las actuales necesidades de los tráficos.

El Plan Especial da respuesta a las necesidades operativas del puerto y resuelve las demandas de los tráficos previstos en el Plan Estratégico en condiciones de competitividad y sostenibilidad.

El principal logro que se ha alcanzado con esta ordenación es precisamente llegar a un equilibrio entre las necesidades portuarias y las demandas urbanas.

El nivel de acuerdo alcanzado entre las instituciones públicas competentes, se concretará en la firma de un Convenio de Colaboración para la financiación de las actuaciones previstas en el Plan Especial.