Miguel Ángel Fernández, presidente de la Autoridad Portuaria, y Javier Landa, alcalde del Ayuntamiento de Sevilla

Miguel Ángel Fernández, presidente de la Autoridad Portuaria, y Javier Landa, alcalde del Ayuntamiento de Sevilla

El presidente de la Autoridad Portuaria de Sevilla, Manuel Ángel Fernández, ha manifestado este martes que el dragado de profundidad del río Guadalquivir podría llevarse a cabo «este mismo año, porque está presupuestado», pero necesita la aprobación del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, regido por Miguel Arias Cañete, con el que planea tener contactos próximamente.

En una rueda de prensa junto con el primer teniente alcalde de Sevilla, Javier Landa, tras la firma de un convenio de colaboración entre el Puerto de Sevilla y el Ayuntamiento para crear una zona franca y atraer así empresas al Puerto; el dirigente de la Autoridad Portuaria ha expresado que ya se han producido contactos «oficiosos» con el ministro Arias Cañete en relación al dragado, pero nada oficial. «Lo que hay que hacer es sentarse y tener una resolución administrativa«, ha aseverado.

De este modo, ha manifestado que «ese cauce de interlocución se va a dar, no sé si dentro de unos días o dentro de un mes«, para el cual ha solicitado a la delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, que medie en este «contacto» con el Ministerio.

Fernández ha resaltado que un dragado de 1,5 m del río Guadalquivir supondría un «aumento sustancial» de la carga que pueden trasladar las embarcaciones a su paso por el Puerto y, por tanto, un «ahorro» para las empresas en ese sentido.

Así, ha indicado que desde la Autoridad Portuaria se han realizado dos declaraciones de impacto medioambiental y «se han recogido los fondos necesarios» para llevarlo a cabo, pero que sería «irresponsable» realizar las obras sin los permisos necesarios por parte de Medio Ambiente.