La demanda de servicios de logística en los denominados mercados emergentes está superando a la de los mercados en desarrollo. Por ejemplo, el mercado mundial de logística por contrato creció un 3,4% desde 2011 hasta 2012, sin embargo, para el mismo período, los mercados emergentes crecieron un 9,4%.

Así lo señala el último informe de Transport Intelligence “Global Emerging Markets Logistics 2013” en el que se señala que tal vez el dato no deba sorprender puesto que las mayores tasas de crecimiento se observaron en los países emergentes de Asia y  Medio Oriente con  un alza del 10,8% y 10,6%, respectivamente.

Más del 80% de la población mundial reside en lo que se conoce como «mercados emergentes». Este grupo de países representa una colección diversa de economías de China a Perú y Etiopía a Kazajistán. En conjunto, incide el informe de TI “los mercados emergentes han sido testigos de un impresionante crecimiento económico en los últimos años en comparación con los países desarrollados, como la Unión Europea y los EE.UU., y presentan grandes oportunidades para los proveedores de logística y transporte”.

En porcentaje de las importaciones mundiales y el valor de las exportaciones, los mercados emergentes han aumentado su cuota en los últimos cuatro años. De 26,1% del valor total de las importaciones mundiales en 2009, los mercados emergentes ahora representan casi un tercio del valor global de las importaciones, del 30,8%. En cuanto al valor de las exportaciones mundiales, los mercados emergentes fueron responsables de un 31,0% en 2009 y ha aumentado su participación al 35,8% en 2012.

Muchas ventajas, pero también algunos riesgos

No obstante, el informe advierte de que si bien hay grandes oportunidades en estos países, también es cierto que se deben valorar todavía ciertas situaciones de riesgos. Las convulsiones políticas, como en Egipto, los desastres naturales que se produjeron en Tailandia en 2011 y los problemas económicos internos en Brasil e India son algunos de los muchos riesgos que para el correcto funcionamiento de la cadena de suministro global deben ser tomados en consideración.

Proveedores logísticos, como Agility, ya tienen sede en países emergentes, como Kuwait, y otros han comenzado operaciones en estos países como UTI Worldwide en Sudáfrica, algunos de los mayores operadores de logística también han señalado la importancia de este grupo de países y los han incorporado en sus respectivas estrategias de crecimiento. Por ejemplo, en año 2012, DHL Express registró un aumento de sus ingresos totales de 9,3% sin embargo, por regiones, Asia y el Oriente Medio y África registraron las mayores ganancias del 12,3% y 15,7%, respectivamente.

En opinión de John Modales-Bell, CEO de Ti, la industria de la logística en el mundo está pasando por una reorientación dramática en torno a los mercados emergentes. «Mientras los mercados occidentales se han visto afectados por la crisis económica, ha habido muchos otros en el mundo emergente, que han continuado con una trayectoria de crecimiento fuerte.”

En su opinión, el desarrollo de la clase media en regiones como Asia, América Latina e incluso África, han dado lugar a nuevos patrones de consumo y, en consecuencia, los requisitos de distribución están en evolución. ”El equilibrio de poder en la economía mundial ha cambiado, y las cadenas de suministro tendrán que reflejar esos cambios para que puedan ser adecuados a los objetivos del nuevo entorno de mercado«.