La campaña de recogida de tomate que se inicia a mediados de este mes de julio traerá consigo, en la provincia de Badajoz, un total de 100.000 portes, lo que equivale a unos 2.000 camiones al día partiendo de las carreteras pacenses.

Esos son las previsiones que manejan en la Dirección General de Tráfico (DGT), trasladadas durante la reunión de coordinación para el inicio de esta campaña.

Tráfico prevé que las vías A-5, N-V, N-430 y BA-20 sean las que concentren el mayor número de operaciones de transporte. Por ello, será en las vías en las que más incidirá en las campañas de control.

En 2016, la DGT impuso 376 denuncias en Badajoz por infracciones del sector transporte en la campaña del tomate, un 23,2% menos que en 2015, a pesar del incremento del volumen transportado. El 20% de dichas multas se impusieron por exceso de peso y más del 17% por el mal estado de los neumáticos.