China Southern Airlines se incorpora al programa Partner Plus de IAG Cargo

El debilitamiento del comercio está afectando a los resultados de las aerolíneas.

El transporte aéreo de mercancías ha registrado una caída del 0,9% en mayo respecto al mismo mes de 2015, mientras que la capacidad de carga se ha incrementado en un 4,9% en relación con el ejercicio anterior, según los datos de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA).

Se ha registrado una disminución de la demanda en todas las regiones, menos en Europa y Oriente Medio, con un aumento del 4,5% y 3,2% respectivamente.

Las esperanzas de un 2016 fuerte en este ámbito se desvanecen a medida que aumenta la incertidumbre económica y política. En este momento, la situación del comercio es extremadamente difícil y no hay signos de recuperación a corto plazo.

Evolución dispar en los principales mercados

Las aerolíneas de Asia-Pacífico han experimentado un descenso del 0,7% en la demanda. En cambio, su capacidad de carga ha aumentado un 3,7%. El debilitamiento del comercio, tanto en esta región como en el mundo, está afectando a los resultados de las compañías aéreas.

Por su parte, las aerolíneas norteamericanas han registrado una disminución de la demanda del 0,2%. La fortaleza del dólar ha mantenido el mercado de exportación bajo presión, lo que ha influido en el volumen de carga y ha contribuido a que la demanda continúe en niveles bajos.

En cuanto al mercado europeo, ha crecido un 4,5% la demanda y la capacidad se ha incrementado en un 5,7%. Estos datos coinciden con un aumento en las exportaciones en Alemania durante los últimos meses.

En Oriente Medio, los operadores también han visto crecer la demanda un 3,2%, mientras que la capacidad de carga se ha incrementado un 9,5% en el mes de mayo. Sin embargo, las condiciones de la demanda se han debilitado considerablemente.

Respecto a Latinoamérica, se ha registrado una disminución del 9,7% en la demanda, así como una reducción del 7% en la capacidad. Esto viene motivado por el empeoramiento de las condiciones económicas en la zona, especialmente en Brasil.

Por último, el mercado africano presenta un crecimiento de la demanda del 0,3%, pero la capacidad de carga ha aumentado un 22,2%, en línea con la tendencia iniciada en diciembre de 2015.