Carga aérea de Chapman Freeborn

En Europa, la carga aérea ha anotado un crecimiento del 3,3%.

Los volúmenes mundiales de carga aérea han aumentado un 2,7% en junio de 2018, según los datos que maneja la Asociación Internacional del Transporte Aéreo, IATA, que indica que en el primer semestre del año el crecimiento ha sido del 4,7%, menos de la mitad del porcentaje alcanzado en 2017.

En cuanto a la capacidad de carga, ha repuntado un 4,1% durante el sexto mes del ejercicio. Desde marzo, todos los meses ha sido superior al tráfico de carga aérea, que continúa su desaceleración, dado que el ciclo reabastecimiento de las empresas finalizó a principios de 2018 y se han reducido los pedidos en las fábricas de China, Japón y Estados Unidos.

Las tensiones comerciales actuales también están afectando seriamente al transporte aéreo, dado que están llevando al traslado de la producción a los países locales y generando unas perspectivas mucho peores para el sector.

Principales mercados de carga aérea

El mercado de Asia-Pacífico ha experimentado un alza del 1,5% en la demanda y del 5,2% en la capacidad de carga durante el sexto mes del ejercicio, mientras que el mercado norteamericano, en el mismo período ha tenido un comportamiento más equilibrado con un incremento del 3,8% en la demanda y del 5,9% en la capacidad.

En Europa, la carga aérea ha anotado un crecimiento del 3,3% y la capacidad ha repuntado un 5,4%. En cambio, en Iberoamérica, la demanda de carga aérea en junio ha aumentado un 5,9% pero la capacidad sorprendentemente ha caído un 5,7%.

En Oriente Medio los volúmenes de carga se han incrementado un 3,8% y la capacidad, un 4,5%. Finalmente, en África la demanda ha retrocedido un 8,5%y la capacidad un 1,4%.