Carga aérea de Chapman Freeborn

En Europa, la carga aérea ha anotado un crecimiento del 3,7% y la capacidad ha repuntado un 5,2%.

Los volúmenes mundiales de carga aérea han aumentado un 2,3% en agosto de 2018, según los datos que maneja la Asociación Internacional del Transporte Aéreo, IATA, que indica que si bien el ritmo ha sido muy similar al de julio, la diferencia es notable respecto a la media de los últimos cinco años, que llega al 5,1%.

Por su parte, la capacidad de carga ha repuntado un 4,5% durante el octavo mes del presente ejercicio, lo que supone el sexto mes consecutivo en el que ha crecido por encima de la demanda.

El continuo crecimiento se debe a varios factores, como el incremento de la confianza de los consumidores, un repunte en el ciclo de inversiones y el fuerte ascenso de las operaciones de e-commerce. Por el contrario, la demanda se ha visto afectada por el debilitamiento de las exportaciones europeas, chinas, japonesas y coreanas.

También ha tenido una fuerte influencia el aumento de los plazos de entrega y los riesgos para el comercio global de la escalada en las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China.

Principales mercados de carga aérea

El mercado de Asia-Pacífico ha experimentado un alza del 1,6% en la demanda y del 3,4% en la capacidad de carga durante el mes de agosto, mientras que el mercado norteamericano, en el mismo período ha tenido un comportamiento más equilibrado con un incremento del 2,8% en la demanda y del 3,2% en la capacidad.

En Europa, la carga aérea ha anotado un crecimiento del 3,7% y la capacidad ha repuntado un 5,2%. En cambio, en Iberoamérica, la demanda de carga aérea en junio ha aumentado un 1,6%, mientras que la capacidad ha repuntado un 5,3%.

En Oriente Medio los volúmenes de carga se han incrementado un 2,2% y la capacidad, un 5,4%. Finalmente, en África la demanda ha retrocedido un 7,1% y la capacidad un 6%.