Carga aerea de flores

El tráfico aéreo de carga mundial ha registrado un alza del 5,1% en el mes de agosto con respecto al mismo mes del año anterior, con un repunte de la oferta del 3,4% y un factor de ocupación del 43,4%.

Según ha explicado la Asociación Internacional de Transporte Aéreo, IATA, se trata de la segunda subida consecutiva «fuerte» en los volúmenes de carga, tras el incremento del 5,8% registrado en el mes de julio.

En agosto, el transporte de mercancías ha aumentado un 4,8% en el mercado internacional y un 6,6% en el doméstico con respecto a 2013, con un aumento de la oferta del 3,8% y del 1,9% en las rutas internas.

Sin embargo, desde la asociación se estima que la demanda de transporte aéreo de carga está creciendo más lentamente que la actividad económica mundial. Las empresas empiezan a  demostrar más confianza en el futuro, pero la lista de riesgos políticos y económicos continúa moderando cómo esa confianza se traduce en actividad real. Hasta agosto, el crecimiento de este periodo ha alcanzado el 4,5%, para una capacidad un 3,5% superior, situando el factor de ocupación en el 45%.

Aumentos en todos los mercados

África y Oriente Medio han sido las principales beneficiarias de la mejora de las condiciones en el mercado, con aumentos del 9,2% y del 7,8%, respectivamente.

En el caso de Oriente Medio, la mejora se debe a la fuerte expansión de su conectividad hacia mercados en desarrollo, así como a la diversificación de mercancías como productos perecederos.

Por su parte, la región africana, tras apuntarse la mayor subida del mes, acumula dos meses consecutivos de crecimientos significativos. Sin embargo, el organismo aéreo ha advertido acerca de la alta volatilidad de los volúmenes de carga de este mercado, por lo que considera que es «demasiado pronto» para hablar de una aceleración en el crecimiento sólo con los datos de este mes.

Las aerolíneas europeas, que acumulan el 22,5% del total de la carga aérea, han experimentado un repunte del 1,4%, ante el aumento «moderado» de las importaciones y las exportaciones, a pesar de que la actividad económica de la Eurozona continúa deteriorándose. A ello se suma el efecto en la demanda de las sanciones de la Unión Europea como resultado de la crisis entre Rusia y Ucrania.

«Clara mejoría»

Por contra, las compañías de Norteamérica han logrado un aumento del 5,5%, dejando atrás la debilidad del primer cuatrimestre y proyectando una tendencia de crecimiento para los próximos meses, que será sustentada con la consolidación del crecimiento económico.

De la misma forma, la demanda en Asia-Pacífico ha avanzado un 6,3%, gracias a la expansión de los volúmenes de carga en los meses de junio y julio y un «notable» incremento de las exportaciones en China.

Por último, las aerolíneas de Latinoamérica han aumentado sus volúmenes de carga un 1,1% en agosto, reflejando la caída del comercio regional y el comportamiento débil de la economía brasileña.

Ante estas cifras, la IATA ha apuntado a una «clara mejoría» en las perspectivas del transporte de mercancías, aunque existen factores que limitan «las ganancias potenciales».