La carga aérea crece en Europa.

El crecimiento de la carga aérea está entre un 4 y 5% por encima de lo conseguido durante el tercer trimestre del 2013. Sin embargo, según apuntaIATA en su análisis de la carga aérea durante dicho periodo, aparte del aumento en julio, la demanda de carga aérea ha permanecido prácticamente estable a lo largo del 2014, debido a la evolución irregular entre regiones y al precio del combustible.

En concreto, el crecimiento ha sido impulsado por la recuperación de algunas regiones, como en Asia, donde el volumen del comercio se ha recuperado, después de la caída en el primer trimestre, o Norteamérica, con un aumento en la confianza de los consumidores respecto al futuro de la economía.

Sin embargo, en Europa se ha debilitado la confianza de los consumidores y, en general, el comercio, debido a la crisis entre Rusia y Ucrania, lo que podría debilitar la demanda de carga aérea durante los próximos meses.

Por otro lado, la confianza empresarial sigue con una tendencia al alza, aunque las tasas de mejoras son más débiles que a finales de 2013. Además, a pesar de que los precios del combustible para aviones se han reducido ligeramente, permanecen altos, 120 dólares por barril.

Como contrapartida, IATA recoge un rendimiento financiero estable, incluso con un ligero aumento en comparación con el tercer trimestre de 2013, lo que podría reducir la presión a la baja sobre la parte financiera en los próximos meses.

De hecho, siguiendo el impulso en la demanda de la carga aérea, los directores del negocio de carga aérea que han sido encuestados por la asociación en julio prevén un crecimiento en el tráfico y en el rendimiento durante el próximo año.