Carga aérea de Chapman Freeborn

La caída de las exportaciones desde septiembre de 2018 ha debilitado los volúmenes de carga aérea.

Los volúmenes mundiales de carga aérea han registrado un descenso del 4,7% en el segundo mes de 2019, sumando así su cuarto registro consecutivo a la baja, según la Asociación Internacional del Transporte Aéreo, IATA.

Por su parte, la capacidad de carga se ha incrementado en un 2,7%. De esta manera, ya acumula 12 meses creciendo por encima de la demanda, que se mantiene muy inestable debido a las tensiones comerciales en la industria.

Desde IATA, apuntan también al debilitamiento de la actividad económica y la confianza de los consumidores como uno de los principales motivos, junto a la caída de las exportaciones desde el mes de septiembre de 2018. Parece difícil vaticinar una cambio de tendencia a corto plazo, especialmente hasta que los gobiernos no asuman el daño que suponen las medidas proteccionistas al comercio.

Principales mercados de carga aérea

El mercado de Asia-Pacífico ha experimentado un notable descenso del 11,6% en la demanda en el segundo mes del año, mientras que la capacidad de carga ha caído un 3,7%. Por encima de estas cifras, el mercado norteamericano ha registrado un retroceso del 0,7% en la demanda, frente al crecimiento del 7,1% en la capacidad.

En Europa, la demanda de carga aérea se ha reducido un 1% en febrero, mientras la capacidad ha repuntado un 4%. En cambio, en Iberoamérica, los volúmenes han aumentado un 2,8% y la capacidad un 14,1%.

Por su parte, en Oriente Medio la demanda un retroceso ha descendido un 1,6% y la capacidad ha crecido un 3,1%. Finalmente, en África la carga aérea se ha reducido en un 8,5%, pero la capacidad ha aumentado un 6,8%.