carga aerea

La capacidad de carga se ha incrementado un 4,3% anual en noviembre.

Tras crecer un 3,1% en octubre de 2018, los volúmenes mundiales de carga aérea han registrado un mes de noviembre plano, en comparación con el penúltimo mes de 2017, según los datos que maneja la Asociación Internacional del Transporte Aéreo, IATA, lo que supone un estancamiento tras 31 meses consecutivos de incrementos, desde marzo de 2016, así como un contrapunto al incremento en la capacidad de carga de un 4,3% anual en noviembre.

En esta progresiva ralentización han influido, según el organismo internacional, los signos de debilidad que muestra la economía mundial, la contracción de los pedidos industriales a nivel mundial, salvo en los Estados Unidos, el acortamiento de los tiempos de tránsito entre Asia y Europa y la caída en la confianza de los consumidores que se ha venido produciendo a medida que iba avanzando 2018.

Principales mercados de carga aérea

El mercado de Asia-Pacífico ha experimentado un retroceso del 2,3% en la demanda, mientras que la capacidad de carga crecía un 3,1% durante el mes de noviembre, mientras que el mercado norteamericano, en el mismo período ha registrado un incremento del 3,1% en la demanda y del 6,3% en la capacidad.

En Europa, la carga aérea ha anotado también una caída del 0,2%, aunque la capacidad ha repuntado un 3,1%. En cambio, en Iberoamérica, la demanda de carga aérea en noviembre ha aumentado un 3,1%, mientras que la capacidad ha repuntado un 2%.

En Oriente Medio los volúmenes de carga se han incrementado un 1,7% y la capacidad, un 7,8%. Finalmente, en África la demanda se ha contraido un 7,8% y la capacidad ha diminuido un 7,2%.