En la estela alcista de enero, la demanda de transporte de carga aérea ha crecido un 9% anual en febrero, así como un 1,5% con respecto al primer mes de este mismo ejercicio.

Por contra, la capacidad de las aerolíneas de carga sigue siendo un 14,9% inferior a la de hace un año, como consecuenciua de las restricciones que siguen existiendo para los vuelos de pasajeros.

Iata estima que esta tendencia al alza coloca los volúmenes mundiales de carga aérea en registros similares a los que se registraban antes del inicio de la guerra comercial entre los Estados Unidos en China, en 2018.

Zonas geográficas

Por zonas geográficas, en Asia y el Pacífico ha aumentado la demanda de carga aérea internacional un 7,1% anual, con la capacidad internacional disminuyendo un 29,2% anual

En América del norte la demanda ha crecido un 17,1% anual, mientras que, al tiempo, la capacidad internacional en esta zona también ha ascendido un 1,9% con respecto a hace un año.

En Europa, la demanda se ha incrementado un 4,7% en comparación con el año anterior, mientras que, en sentido contrario, la capacidad se ha rebajado un 13,1%.

En Oriente Medio, los volúmenes de carga internacional han ganado un 8,7% anual en febrero, con la capacidad retrocediendo un 14,8% con respecto al segundo mes de 2020.

Por otra parte, en Iberoamérica, la demanda ha disminuido 18,4% en comparación con el año anterior, mientras que la capacidad se ha desplomado un 37,8% anual. Finalmente, en África la demanda de carga aérea ha aumentado un 42,3% en el pasado ejercicio, con la capacidad también al alza un 6,6% anual.