60 aniversario de la primera retractil de Jungheinrich

Se cumple el 60 aniversario de la primera retractil de Jungheinrich

En 1956, Jungheinrich lanzó al mercado la ‘Ameise Stand Retrak’, una máquina con mástil de elevación móvil que permitía mover las cargas entre los ejes y ser trasladadas de un lugar a otro de manera cómoda y eficaz, en lo que era la primera carretilla retráctil.

En su evolución, la carretilla se ha hecho más compacta, para aprovechar mejor el espacio en el almacén, al permitir pasillo más estrechos. También se redujeron los contrapesos y se hizo más estable.

Las carretillas elevadoras Jungheinrich llevan por tanto 60 años mejorando el trabajo de almacenes de todo el mundo, con un catálogo muy amplio de máquinas elevadoras y otro tipo de máquinas que se ajustan a las necesidades de cualquier almacén.

Una extensa gama de productos

La gama de productos de Jungheinrich comprende maquinaria muy diversa, adaptada a la altura y la capacidad de carga que se puede necesitar en un almacén, desde carretillas y apiladores para uso en interior hasta carretillas para exteriores capaces de mover hasta 15 toneladas de una sola vez.

A lo largo de estos 60 años Jugheinrich ha incorporado novedades a nivel técnico que han hecho evolucionar el estándar tradicional. Los modelos actuales son más rápidos en la operativa y los motores trifásicos de corriente alterna han contribuido a ello. Además de sistemas de amortiguación que reducen la vibración y posibilitan la extracción y colocación de la carga en el almacén de forma más segura.

El consumo energético se ha reducido al mínimo, gracias a soluciones como el recuperador de energía de frenada, que garantiza dos turnos de trabajo consecutivos con una carga de batería estándar, garantía que se ofrece por escrito y que evita la necesidad de comprar una segunda batería convencional.

Nuevo diseño

Coincidiendo con el aniversario de la primera retráctil Jungheinrich, se ha presentado a comienzos de este año un nuevo color que se incorpora al catálogo. De forma que además del tradicional amarillo, también se pueden adquirir en un elegante color gris.

Las funciones de manejo están resaltadas en un verde muy llamativo y los colores en los que se muestran los datos operativos se han actualizado para darles un aire más moderno. De este modo se hace más visible la apuesta por la calidad a nivel técnico y operativo de todos los productos.

Tecnología de litio para las retráctiles

A lo largo de su historia, Jungheinrich ha incorporado avances tecnológicos punteros, marcando el camino a seguir en muchos aspectos. En este sentido, en 2016 ha presentado una línea de baterías de litio de 48V, que no requieren de mantenimiento y se pueden instalar en todo tipo de carretillas.

Con un corto período de carga, ya que en apenas 45 minutos se puede tener una batería al 50% de su capacidad, y entre 2 y 3 horas y media para una carga completa, su eficiencia energética permite ahorrar un mínimo del 20% en las cargas y en la recuperación de energía al frenar.

La vida útil de estas es hasta tres veces la de las tradicionales de ácido plomo. Esta duración se debe a la incorporación de un sistema de gestión que controla en todo momento la energía que se necesita, garantizando la máxima eficiencia que se puede conseguir hoy.