El Grupo Stef ha cerrado el tercer trimestre de 2020 con una cifra de negocio de 829,8 millones de euros, lo que supone que a lo largo del año ha alcanzado los 2.320,8 millones, un 9,1% por debajo del nivel de 2019. A pesar de la leve mejoría observada en verano, los datos siguen reflejando el contexto de la crisis sanitaria y económica.

De los 829,8 millones registrados en el trimestre, 505,9 corresponden a la delegación de Francia y 210,7 millones al negocio internacional, mientras que otros 15,1 están relacionados con la división marítima y 98,1 con otras actividades.

La cifra está un 6,7% por debajo d los 886,9 millones de 2019, cuando la delegación gala alcanzó los 520,4 millones, el negocio internacional 226,5, la división marítima 29,2 y el resto de actividades, 110,9 millones.

Francia y otros mercados

En el caso de Francia, el consumo alimentario se benefició de una cierta mejoría en julio y agosto, aunque sin llegar a recuperar los niveles previos a la crisis. En cambio, el canal retail se mostró dinámico gracias al desarrollo del comercio electrónico y la reactivación de los canales de distribución tradicionales.

Por su parte, se han mantenido relativamente estables los flujos para productos refrigerados, congelados y termosensibles, mientras que el canal restauración y el de ‘Seafood’ continúan muy afectados.

En el resto de los países europeos en los que el grupo está presente, la situación continúa siendo compleja, debido a una recuperación económica más lenta y una temporada turística a medio gas.

En Italia, la cifra de negocio se ha visto afectada, a causa de la cesión del negocio de ‘Seafood’ y la paralización de distintos proyectos comerciales a principios de año. Suiza, por el contrario, registró una muy buena dinámica comercial.

En el área de marítimo, debe tenerse en cuenta la variación del perímetro de actividad, que actualmente se circunscribe a los puertos de Propriano y Porto Vecchio. Además, la temporada estival no ha permitido compensar el impacto de la crisis sanitaria.