La Comisión Europea está analizando el impacto y la legalidad sobre la normativa de salario mínimo en Alemania, vigente desde el pasado 1 de enero, por la que se obliga a los transportistas a pagar al menos 8,5 euros la hora a los conductores en los trayectos que realicen por carreteras alemanas, según informan desde la Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España (Fenadismer).

A este respecto, el Ministerio de Fomento considera las diferentes medidas nacionales que se están aprobando una posible limitación a la libre circulación, por lo que ha solicitado a los transportistas españoles una cuantificación de las pérdidas ocasionadas por las mismas.

En la misma línea, la eurodiputada Izaskun Bilbao también ha planteado recientemente una pregunta parlamentaria a la Comisión Europea, denunciando la nueva regulación alemana al imponer “onerosas cargas y requisitos burocráticos a las empresas de transporte que quieran operar allí».

Tal y como recuerda Fenadismer, el pasado mes de diciembre, desde el Comité Nacional de Transporte por Carretera solicitaron por escrito a la Ministra de Fomento, Ana Pastor,  que interviniese ante la Unión Europea en defensa de los intereses de los 27.000 transportistas españoles que realizan transporte internacional. 

Los transportistas señalaron, además de la nueva normativa alemana, otras actuaciones unilaterales que se vienen imponiendo a nivel nacional, como son las aprobadas por Bélgica y Francia relativas a la prohibición de descanso en cabina, «que atentan contra el principio fundamental establecido en el Tratado de la Unión sobre la libre circulación de personas y mercancías», indican los transportistas.

Respuesta de Fomento

El Ministerio de Fomento ha planteado dichas cuestiones la semana pasada ante los Directores Generales de Transporte y Mercado Interior de la Comisión Europea, alertando sobre las consecuencias de la aprobación unilateral de dichas medidas y la necesidad de una defensa efectiva del Mercado Interior.

En respuesta a dicho planteamiento, la Comisión Europea ha confirmado la apertura el pasado 21 de Enero de un procedimiento contra Alemania para estudiar el impacto y ámbito de aplicación de dicha medida así como su compatibilidad con la reglamentación europea, estando previsto que la CE y las autoridades alemanas se reúnan a lo largo de esta semana.

Para poder argumentar dicho procedimiento europeo contra la normativa alemana, el Ministerio de Fomento ha solicitado a las asociaciones de transportistas que remitan toda la información que sea posible sobre las pérdidas económicas que dicha medida puede estar suponiendo a las empresas transportistas que circulen por Alemania.

Por el mismo motivo, desde Fenadismer ponen a disposición sus redes territoriales para que todos los transportistas que lo deseen presenten información al respecto.