aduana en la frontera Rusa

La Comisión Europea recomienda a los operadores de transporte estar preparados para el nuevo escenario que ha iniciado la Aduana rusa, que desde el pasado 14 de septiembre ha introducido nuevas medidas aduaneras, solicitando garantías adicionales para las mercancías que circulen por las carreteras rusas al amparo del procedimiento TIR.

El organismo europeo se lamenta que tras todas las gestiones realizadas en julio y agosto, las autoridades rusas no han publicado todavía información suficiente respecto del modo en que se aplican las nuevas medidas.

Como señala la Comisión, en julio la Aduana de Rusia anunció que introducía estas nuevas medidas aduaneras a partir del 14 de agosto, reclamando a los transportistas garantías adicionales para las mercancías por carretera al amparo del procedimiento TIR.

El Comisario Šemeta se dirigió a las autoridades rusas el 24 de julio para expresar su  fuerte preocupación al respecto. Tras los contactos mantenidos con el jefe del Servicio Federal de la Aduana Rusa a principios de agosto, volvió a subrayar las preocupaciones de la UE sobre las medidas previstas.

Después de esta reacción de la Comisión y de muchos Estados miembros y países que se verían afectados, las autoridades rusas decidieron retrasar las medidas un mes, hasta el 14 de septiembre.

Incluso la Junta Ejecutiva TIR (TIRExB) se reunió en Ginebra a finales de agosto con representantes de todas las partes involucradas para discutir este tema. Se ha pedido específicamente a Rusia que abandone la medida, o, por lo menos, que se posponga hasta el final del año para que las partes involucradas puedan discutir y encontrar una solución. En su opinión, las medidas propuestas por la Aduana rusa “no se ajusta a las disposiciones claves de la Convención TIR”.

Sin embargo, Rusia ha hecho caso omiso a las protestas y solicitudes y desde el pasado 14 de febrero ha empezado a aplicar las nuevas medidas adicionales para estas mercancías.