La Comisión Europea ha presentado una “Declaración de objeciones” a UPS y a TNT Express, sobre los efectos que causarían en la competencia la fusión prevista de ambas compañías en el mercado internacional. La declaración de objeciones es una lista confidencial con las conclusiones provisionales que han desarrollado las autoridades de Competencia de la Comisión como resultado de sus investigaciones sobre la posible adquisición de TNT Express por UPS. 

Ambas empresas han anunciado que han recibido dicha declaración que aborda los efectos competitivos de la fusión prevista asegurando que dicho documento es un “paso normal en una segunda fase de fusión” y que se trata de un documento confidencial que “no prejuzga el resultado final del caso”.

UPS y TNT Express, que dentro de un par de semanas responderán a la CE, mantienen la intención de preservar la confidencialidad de los documentos. Sin embargo, los primeros rumores indican que la CE está analizando la posible fusión con el fin de que no ocasione problemas de competencia y restricción del mercado entre los países periféricos de Europa en el sector de la logística y paquetería.

La Comisión Europea ha mostrado su preocupación por que la fusión dejaría reducida la oferta a tres grandes operadores en el mercado europeo, como son UPS / TNT, DHL Deutsche Post Express y FedEx.

Ante esto, UPS sostiene que la competencia también incluye las oficinas de correos nacionales, como GLS, la unidad pan-europea express de Royal Mail, o DPD, filial de La Poste de Francia, así como empresas de logística con presencia en los mercados globales.

El Comisario de Competencia, Joaquín Almunia, ha dicho que las empresas deberán hacer concesiones para lograr la aprobación regulatoria para el acuerdo, pero se ha negado a decir qué concesiones que está buscando. Según esto las dos empresas se verían obligadas a deshacerse de parte de sus operaciones aéreas en estos mercados.

Según ambas compañías esta unión “fomentará un mundo más eficiente” en el mercado de la logística y «mejorará la competitividad y las soluciones que se ofrecen a las empresas y a los consumidores«. Estos beneficios, tal y como indica el comunicado conjunto de ambas compañías, incluyen mejoras en el futuro para el e-commerce ya que ayuda a lograr el objetivo de la UE de un mercado único digital. Además, los clientes y los consumidores «se beneficiarán de una cartera de servicios más amplia y un mejor acceso global, junto con menor costes en la cadena de suministro«.

UPS y TNT Express han asegurado que han trabajado en estrecha colaboración con la Comisión Europea durante este proceso, y que esperan completar la transacción a principios de 2013. 

A finales de marzo de este año, y tras varias semanas de ofertas, rechazos y contraofertas, UPS presentó una oferta formal para comprar su rival holandesa TNT ExpressEl acuerdo suponía la aceptación de la oferta por 5.160 millones de euros y la consiguiente creación de un gigante mundial con una facturación de unos 45.000 millones.