interoperabilidad ferroviaria

La Comisión Europea ha dado un ultimátum a España para que trasponga a su derecho nacional la legislación comunitaria sobre interoperabilidad ferroviaria, o de lo contrario planteará enviar el caso al Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

La Comisión ha indicado en un comunicado que la directiva en cuestión, de 2008, contempla el establecimiento de las condiciones para que el sistema europeo de transporte ferroviario sea interoperable a través de las fronteras, de forma que pueda aumentar el número de trenes que pueden circular por más de un país.

Según el Ejecutivo comunitario, esta situación creará más competencia en los mercados nacionales y, por lo tanto, permitirá que el sector ferroviario compita de manera más eficaz con otros medios de transporte.

Bruselas recordó que la legislación debería de estar aplicándose en los Estados miembros desde el pasado 19 de julio de 2010, lo que en el caso de España supone un retraso de más de tres años en la transposición de la normativa europea.

«Si España no reacciona satisfactoriamente, la Comisión puede enviar el asunto al Tribunal de Justicia de la UE«, advierten.

La CE abrió un procedimiento de infracción contra España sobre este tema en marzo pasado.

Este nuevo aviso tiene forma de dictamen motivado, que supone el segundo paso en un procedimiento de infracción, de forma que España tendrá a continuación dos meses para contestar a la Comisión.